Bailarina: Jhadija. Fotografía de portada: Zoca.

La larga trayectoria del rock y el metal ha dejado una herencia relacionada con la danza a sus espaldas que, aunque pequeña, no debemos minusvalorar. Hay movimientos y gestos emblemáticos del metal que, no solo podemos, sino que debemos utilizar como coreógrafos. Si bien es conveniente y necesario pulir su técnica para incorporarlos a un repertorio de danza y considerarlos arte como tal, a nivel cultural son un recurso muy valioso fruto de la creación colectiva.

Cuernos: larga vida al heavy metal

Podríamos considerar los cuernos o mano cornuta como el gesto más emblemático del heavy metal. Gesto de origen italiano, su introducción en la escena se atribuye erróneamente a Ronnie James Dio, cantante de Black Sabbath. No obstante, la banda de rock psicodélico Coven, liderada por Jinx Dawson, ya lo utilizaba en la década de los 60, incluyéndolo en la portada de su disco”Witchcraft Destroys Minds & Reaps Souls”, publicado en 1969.

Al margen de estas consideraciones históricas, los cuernos son el gesto más primario y distintivo del metal frente a otros géneros.  Como intérprete de la danza, puede utilizarse en cualquier figura que no requiera el uso de la fuerza de las manos para su ejecución.

Cowgirl

Uso de los cuernos en movimientos que no requieran el apoyo de las manos. Fotografía: Zyllan.

Melenas al viento

La melena larga es característica de la escena rockero-metalera y existen movimientos de cabeza asociados a ella. Aunque no es imprescindible, visualmente es más espectacular si la persona que lo realiza tiene el pelo largo. Hay dos grupos de movimientos principales relacionados con la cabeza:

  • Headbanging: es un tipo de movimiento repetitivo en dos tiempos que consiste en sacudir violentamente la cabeza al ritmo de la música. La variante más básica consiste en hacerlo hacia delante y hacia atrás. Puede ir acompañado, por ejemplo, del movimiento del tronco o de la mano cornuta. No es único del heavy metal: aparece en varias danzas del mundo para inducir el estado de trance (un ejemplo de ello es la danza ritual del Zaar). Se han descrito diferentes maneras de realizar un headbanging, tras observar a músicos en escena realizándolo.  No son diferentes estilos de headbanging, sino variantes en la ejecución, ya que todos parten del mismo movimiento binario y rectilíneo de cuello.
  • Molinillos: aunque muchos incluyen los molinillos como una variante del headbanging, al tratarse de un movimiento circular y con una técnica muy diferente, he preferido agruparlos en otra categoría. Los molinillos utilizan la musculatura del cuello como motor de un movimiento circular de la melena. Es un movimiento muy agresivo que requiere de un buen calentamiento previo para evitar lesiones.

Tócala otra vez, Dave: air guitar

También existen movimientos que te permiten ser músico durante unos compases…pero solo a través del cuerpo. Estos movimientos que se basan en la imitación:

  • Air guitar: en este tipo de movimiento, se simula estar tocando un solo de guitarra. El campeonato mundial anual de Air Guitar (The Annual Air Guitar World Championship Contest) es una gran fuente de recursos para observar sus variantes.
  • Otros instrumentos: aunque es más infrecuente, también pueden simularse a través del cuerpo los movimientos típicos de un batería, un cantante o un teclista.

guitar_bn

Todos estos movimientos son individuales y un gran recurso para una coreografía, ya sea como solista o como grupo. En el artículo Bailando bajo el escenario hablamos de los movimientos colectivos reservados solo para coreografías grupales, como el mosh, mosh pit o wall of death.