“El metal no puede bailarse” es una creencia popular muy extendida que he escuchado infinidad de veces. ¿Cómo es posible sostener esta afirmación, cuando el metal es uno de los géneros con más ritmo y riqueza Continúa leyendo...